Tag Archives: DÍAS

De algún modo

30 Jun

Poema XLVI

De este modo o de aquél modo,
según quepa o no,
capaz a veces decir lo que pienso,
y a veces diciéndolo mal y embrollado,
voy escribiendo mis versos sin querer,
como si escribir no estuviese hecho de gestos,
como si escribir fuese algo que me ocurre,
como que me dé el sol por afuera.

Procuro decir lo que siento
sin pensar en lo que siento.
Procuro arrimar las palabras a la idea
y no necesitar un pasillo
del pensamiento a las palabras.

No siempre consigo sentir lo que sé que debo sentir.
Mi pensamiento sólo muy despacio atraviesa el río a nado,
Porque le pesa la ropa que los hombres le han hecho usar.

Procuro desvestirme de lo que aprendí.
Procuro olvidarme de la forma de olvidar que me enseñaron,
Y raspar la tinta con la que me pintaron los sentidos,
desembalar mis emociones verdaderas,
desenvolverme y ser yo, no Alberto Caeiro,
Sino un animal humano que produjo la Naturaleza.

Y así escribo, queriendo sentir la Naturaleza, ni
como hombre siquiera,
Y así escribo, ya bien, ya mal,
ya acertando con lo que quiero decir, ya fallando,
cayendo aquí, levantándome allá,
pero siempre por mi camino como un ciego
porfiado.

Aún así, soy alguien.
Soy el Descubridor de la Naturaleza.
Soy el Argonauta de las sensaciones verdaderas.
Traigo al Universo un Universo nuevo
porque le traigo al Universo él mismo.

Esto siento y esto escribo,
sabiéndolo perfectamente y no sin saber
que son las cinco de la madrugada
y que al Sol. aunque todavía no asomó la cabeza
por sobe el muro del horizonte,
ya se le ven las puntas de los dedos
agarrando el borde del muro
del horizonte lleno de cerros bajos.

La Tercera Orilla

8 Abr

La Tercera orilla (Argentina-Alemania-Holanda / 2014)

Dirección: Celina Murga

Elenco: Alián Devetac, Daniel Veronese, Gaby Ferrero e Irina Wetzel

Guion: Celina Murga y Gabriel Medina

Duración: 92 minutos

Nota de color ( cuenta con la producción ejecutiva del mismísimo  Martin Scorsese :()

” Esos pueblos, donde todos los días son eternos domingos por la tarde”

El interior nunca estuvo tan bien reflejado, “el arte es la capacidad de hacer lo diario algo observado” o algo así decía alguien q no sé quién es, o lo inventé yo recién. Celina Murga nos regala eso: muestra con pequeñas gotitas que caen lentamente en el alma, las verdades y mentiras del interior, las verdades y mentiras de los ojos de la directora.

la_tercera_orilla_cine_zona_roja_veronese_12

El personaje principal tiene solo dos opciones pero se inventa una nueva (por eso el título).  Cuando dice que NO a la rubia del telo regalada por su orgulloso padre, las cosas toman otro color, él toma otro color, el espectador en la butaca dice “ah la puta, el padre lo va a moler a palos por puto” y se empiezan a trabajar distintas versiones de lo que puede llegar a pasar. Sobre el final de la película, la directora nos deja hasta los últimos minutos mostrándonos UNA realidad (muy agobiante pero funcional),  cuando internamente empezas a decir “bueno, entendí , el viejo es un puto de mierda y el pendejo se la banca”, ahí cuando te empezas a mover y toser buscando la coca cola en tus pies, ella se da el lujo de mostrarte que este puber niño no puede soportar más esa situación que viene viviendo hace más de 17 años, sus ojos lo revelan y comienza a pensar que TAMPOCO QUIERE.

Nicolas, el hijo,  está cual péndulo moviéndose entre dos mundos, entre la pileta y la pelopincho, entre sus patas y la camioneta, entre sus hermanos y el hijo de su padre, entre su madre y la mujer de su padre, entre la presencia y el anonimato, entre el poder y la desesperanza, entre hijo y bastardo, entre dominador y subordinado, entre las ilusiones y la agonía de pertenecer a la sombra, a esos que su padre no saluda en público.

Los espacios elegidos por la directora son perfectos: el campo, la clínica, la casa de barrio, “la casa del centro”, la escuela normal, el club donde se hizo el cumple de 15, etc…

 images

Leí hace mucho una entrevista a Lucrecia Martel y ella contaba que lo q más le impactó sobre su película fue un chico que la frenó en Tucumán en un boliche y le dijo “me siento incómodo si vos estás cerca, siento que vos espiaste mi casa, mi infancia, mi familia y la retrataste con la cámara.” Ella no lo conocía y él era otro chico más que se había sentido amenazado e intimidado por el realismo de “La Cienaga”. Eso mismo se siente con “La Tercera Orilla”, por suerte la vi con alguien que  no era del interior, de lo contrario nohubiese podido pensar en la película sino en la explicación que nos íbamos a dar a la salida… para compadecernos y complacernos a nosotros mismos.

Bárbara y el resto.

5 Ago

Los medios como muchas materias en la escuela, nos enseñan e instruyen a través de la automatización y la repetición. Por eso, como me decía una amiga un día pasada de copas “Yo no quiero saber que mierda hace Graciela Alfano pero lo sé, y ni miro tele”, y si, no es necesario mirar tele para enterarte, porque vas caminando y miras un puesto de diarios y ves caras conocidas en las tapas, después pones la radio un poco en el cole para escuchar a alguien copado decir algo copado y en chiste tiran un comentario de lo que le aconteció en los últimos días a la quetejedi que elegí para ilustrar la situación;después en la oficina o en la facultad, alguno con cara de “no me interesa pero igual lo comento” te cuenta lo que le sucedió a Gracie. Entonces, si no queres saber, deja de tener vida social o en el peor y mejor de los casos, andate como el chico de Into the Wild.
images

Cómo decía, siempre te enteras, no solo de cosas de Grachu, también de cosas más interesantes (por suerte), y así fue cómo me la crucé a Bárbara. Una mañana, en el trabajo mientras miraba revistas para hacer un reporte de un cliente la veo en Estrenos o recomendaciones (donde me detengo siempre), estaba más rubia q nunca y de espaldas, Algo de ese rodete me quedó en la cabeza, aunque después seguí con la vida bien aburrida. Al otro día, voy a teatro y una linda señora de aproximadamente 60 añitos, dice a lo alto ¿alguien vio Bárbara?, y como el que no busca pero quiere, le dije no, pero la quiero ver, me llamó la atención la fotografía. Y así es como al otro día en el puestito de diarios de mi barrio porteño, le pedí al mejor crítico de cine de Palermo, “che, me llevo estás tres” y me dice “tres buenas, en especial Bárbara” y así fue cómo me sumergí en la soledad rubia y prolija de ésta flaca incrédula.

El constante silencio de la película y muchas veces, el ruido ambiente que utiliza el director, te permite entablar una linda relación con todas las cosas que rodean al personaje, sus cigarrillos, su bicicleta, su cartera, sus zapatos.

La historia, escrita por el director, ahonda en varios temas, desde sensaciones horribles de soledad y angustia, hasta la oportunidad de segundas oportunidades, es imprescindible hablar de libertar por el contexto en el que está enmarcada la historia, sin embargo, creí comprender más que nunca que la libertad es, como encontré en un twitter q citaba a Sartre hace unos días ” lo que haces con lo que te han hecho.” Y ella logra, superándose a si misma, sentirse libre.

images (1)

Barbara es una película alemana del año 2012 dirigida por Christian Petzold.  Se sitúa en Alemania Oriental en 1980 y narra la estancia de una doctora, encarnada por Nina Hoss, transferida a un hospital de provincia en un pueblo perdido como reto por haber solicitado sin éxito un permiso para salir del país.La película compitió en la edición 62 del Festival Internacional de Cine de Berlín en febrero de 2012 en el que Petzold ganó el Oso de Plata a la mejor dirección.En agosto de 2012, Barbara fue elegida como candidata oficial a la nominación al Óscar a la mejor película extranjera.

 

l_2178941_9a7b007b

Gritemos (nobody listens to you)

1 May

 

Friday Night

16 May

thursday Четврток Jueves Cobarde

16 May

Wednesday

11 May

eating eating 

elblogdeldrunko

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Mechi Machado

Fashion Stylist. Born in Boston Mass. USA. Based in Buenos Aires, Argentina. Represented by Vardo Management.

Book of words

Books, reviews and all things worth reading