Archivo | l’amour RSS feed for this section

Regalame algo

23 Oct
Poema 1
Pagaría todo lo que tengo
para que me dejes verte gratis.
Poema 2
Dividamos el botín en tres partes :
una para vos, una para mí. 
Poema 3
cada vez que tomo mate
vos tomás el primero
y siento el sabor de tu boca
ausente.

“Picasso…Picasso”

28 Abr

Picasso

Picasso

Viernes

20 Mar

Ya me había resignado a que no te vería hoy y me fui a la pescadería, a comprarme salmón rosado, para después ponerme a trabajar. Veo a una chica muy hermosa, en bicicleta; me la quedo mirando y pienso: “Podría ser Lucia. Pero ya se debe haber ido. Qué triste no haberla visto hoy”. Sigo por Montevideo y una anciana parada al lado de un árbol, me dice: “Qué linda la chica, eh?”. Y entonces me doy cuenta de que sí eras vos. Que quizás yo tampoco estaba tan seguro de que me conviniera verte. Vuelvo sobre mis pasos, y eras vos, y necesitabas aire, igual que yo. Yo necesitaba aire hoy. Y te acompañé. Y ese fue en realidad mi regalo de shabat. La pregunta que no me contestaste fue mi regalo de viernes. Y en este breve relato, que es mi último regalo, te explico que hoy por la vereda de Montevideo fue el único momento del día en que me alegré de que no lloviera, porque el espectáculo de verte alejarte en bicicleta bajo el sol lo compensaba.

Pegada

5 Mar

Una sombra
Un suspiro
Suspiro
Retuerzo
Dolor estomacal
Lo lamento…

Silencio
Cuanto silencio
Un intento de recuerdo
¿Dónde está?
Es el deseo de algo viejo
¿Sigue existiendo?

Rencor de aquello
De “aquel” supuesto sentimiento
Sentimiento ¿Dónde está?
¿Dónde estás?
Reflejo
Me retuerzo
Me contengo
Vientos que alarman sobre lo que fue aquello

Memento
La crónica de nuestro recuerdo
Me esfuerzo
Ambos lo tenemos
O
Es mi invento
Te deseo
Te quiero
¿Dónde estás que no te veo?
1
2
3
Sombras de aquello
Cuánto esfuerzo

Te contengo
Lo intento
Te encuentro!
No te escapes recuerdo, es lo único que tengo
¿Qué quedó de vos y yo?
¿Dónde estás recuerdo que no te encuentro?

Somos veteranos de nuestra infancia

24 Jul

De lo que nos hicieron para que hoy seamos lo que no somos.

De tu muro paso a un filósofo francés q últimamente refuerza algunos de mis pensamientos y genera otros nuevos. Vuelvo a tu muro, ahí si q nada se refuerza, todo sigue igual, tu muro… mis ganas… tu silencio… mi histeria. Vuelvo al francés, cualquier palabra va hacer que hablé y la otra que lea después de escribirte va hacer que me arrepienta. No hago nada, ya estoy grande. Para?

Pienso, pienso, no puedo pensar, voy a la heladera o al baño a mirarme al espejo? ¡No seas egocéntrica! Concentrate en el francés, yo egocéntrica? él, él, q sabe muy bien q a mi me cuesta mucho esto de las relaciones y no hace nada, si sabe muy bien q estoy ahí y él sabe q gusta de mí, sisi y por histérica y por saberlo me acosté a dormir abajo de una planta en un campo en la pampa húmeda y me olvidé q no se puede descansar sin haber trabajado antes, no se puede disfrutar sin antes sentir que no se está disfrutando, pero no , fallé. Últimamente le erro, como Higuaín en el último partido (me doy el gusto de hacer una única referencia deportiva), no me sale, pero como dice mi maestro de teatro “a veces se aprende desde lo no-orgánico”. Y creo que acá, cuando estaba tiraba bajo el árbol en mi campo con una plantita en la boca y vino una mosca y me molestó alertándome “parate y movete q vale la pena” pero como cuesta escuchar el afuera, a vos, a todos, a mi porque si, somos lights, con todo, creí que ese pequeño esfuerzo que nuestro vínculo podría llegar a merecer si no era natural no era y ahora q me resulta tan “natural” extrañarte digo, es raro lo de “natural”… seguí en la mía, que en realidad no era nada mía, era todo externo a mí, porque con lo mío viste corro el riesgo de que las cosas si molesten, vos lo sabes bien, somos del mismo sol.

Quería q fuese así, ni una mosca, ni te nombré, ni algunos amigos saben de vos pero saben que algo me molestó, y la histeria como un bombita de color exploto para pintarme de diosa griega satisfecha sin necesidad de masculinidad tranquila. AFUERA. No se necesita, necesito algo monocorde, sin colores y por dios, basta de tanto movimiento que me mareo. Pero no sos una mosca, de a poquito te fuiste convirtiendo en mi sombra, en algo que se mueve y me recuerda que no estoy sola o mejor aún que podría estar acompañada. En todo, se parte desde la nada, se llega al CAOS y después de la tormenta de arena logramos ver un poco lo q hay detrás, capaz que más porquerías o más cosas inexplicables pero COSAS, Algo, no esta nada. La nada misma. La fuerza de la nada. El amor, dijo alguien, o mejor, el amor después del amor es como una sala vacía de teatro después que se va el último espectador: La nada, el desasosiego, la tristeza y después la realidad, esa puta realidad que te chupa la garganta si no estás borracho, y si, si todos necesitamos de la realidad y de no estar borrachos para ver que hacemos con ese vacío, y ahí, como esa lucecita de mierda de la vela, está la esperanza, q lo único q va hacer es q en dos años o si dios quiere en uno, vuelva a hablar de otro chico como hoy hablo de vos (ni te lo imaginas) desde las entrañas, es visceral, pienso de vos, porque lo que digo no se puede asemejar a lo que pienso. Como dice alguien, hoy pierdo, realmente pierdo para hacer espacio al descubrimiento.

 

En los hospicios

29 May
“Existe siempre algo en lo ausente que me atormenta.
Especie de feliz melancolía.
Pero solo sucede si alguna vez nuestros poros fueron hechizados.
No me mire así, doctor. Puedo imaginar lo que piensa. Debe estar buscando en su cabeza una posible medicación para el mal que me aqueja. Pero no existe tal remedio.
Le voy a decir algo. En el amor como en la locura comprender no sirve de nada.
Y brindo por eso.
Usted solo podría comprenderme si alguna vez poso su mano en la fría piedra e intento tallarla.
 
El me dio algunas recomendaciones de cómo hacerlo…escuche :
“Antes de intentar tomar el cincel dirige tus pasos hacía delante de manera prudente, pues no hay retroceso posible.
Cuando comencemos a tallar comenzaremos a nacer juntos, entonces toda la vida se te dará vueltas como un paraguas bajo un vendaval y convertirás el granito de cada herida que talles  en motivo poético. Primero serán los golpes fríos y atormentados sobre el granito, luego las formas deformadas ante tus ojos, luego el crujir de tus nudillos, el temblor de tus músculos, las grietas que acarician y finalmente si haces un buen trabajo hallarás el fluir sereno del espíritu de la piedra”.
 
Aquella fue la primera vez que lo escuche hablar sobre la vida en forma de escultura.
y solo le clave la mirada. Ninguno de los dos tenía más ojos que los del otro. 
 
Sabe doctor ? Hay un misterio fantasmal en determinados instantes.
Donde lo fugaz huele a eterno y donde sabemos que vamos a partirnos el alma pero vamos a devorarnos, de todas maneras,  las sombras.
 
Y deje de sondear mis ojos.
Para entender la lluvia primero hay que calarse los huesos.
 
Anote…anote esto y ponga que lo dijo Camille:
Si los que dirigen esta institución se basan en los conceptos universales de la cordura ,
todo mi ser es la más feroz reivindicación de la locura que haya tenido frente a sus lentes .
Pero no se equivoque con sus conclusiones, este delirio  fluye, se arremolina, arremete y ruge con un inmenso soplo de humanidad.
 
Ojalá lo hubiese conocido, querido doctor.
Sería más sencillo para usted. Anotaría menos y entendería más.
El es el único que podría explicarle que la belleza radica en la sensibilidad de quienes puedan entender que las piedras también lloramos”

 

(Manuscrito hallado durante las excavaciones de uno de los hospicios más antiguos de París) 

París

27 May

“El es el único que podría explicarle que la belleza radica en la sensibilidad de quienes puedan entender que las piedras también lloramos “  

la-notte-2

elblogdeldrunko

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Mechi Machado

Fashion Stylist. Born in Boston Mass. USA. Based in Buenos Aires, Argentina. Represented by Vardo Management.

Book of words

Books, reviews and all things worth reading