Mirá. Sos un puto.

6 Sep

Y volviste con todo. Y Sí, siempre que volvés, q mejor que volver con todo sino no volver,¿No? …pienso, en voz baja, q mangas de vagos. Sí, no sé, ¿Vagos? Ese q está sentado solo, ocupando dos asientos, tiene una campera gruesa. No importa, la gente dentro de esta línea no importa, lo que importa sos vos, y yo, nosotros, ¿Nosotros? ¿Dije nosotros? Me pongo colorada, recién nos vimos dos veces, cómo vamos a hablar de nosotros, ¿Sos pelotudo? me confundí, soy así, ansiosa e hipocondríaca, sí, no nadie me lo diagnosticó pero no es muy difícil darse cuenta, lo más probable es q después de esta charla me tenga q ir porq me va a empezar a doler la pierna izquierda, en realidad la mano (ya me duele). Me parece una boludez, no entiendo qué estoy haciendo acá, fumando un cigarrillo que me marea, quiero estar en mi cama. Quiero estar entre mis sábanas, te odio, odio por hacerme esto, y cuando te veo dos veces veo que todavía no me hiciste nada, q estás ahí calmadito, mirándome con ojos de que me queres hacer algo, q te da humor esto: yo. Mis labios moviéndose sin decir mucho más que nada a pesar de que tengo ganas de decirte esto; pero entre medio de esta histeria de silencios me doy cuenta que no tengo absolutamente nada para decirte. Que es la segunda vez que te veo y que no hay un nosotros y ¿Estoy interesada en un nosotros? Sí, qué tonta, mirá todas las cosas que te puedo decir de nosotros dos… mirá eh.. quedate paradito ahí, mirándome así como si quisieras que deje de fumar y diga algo, si no estoy diciendo nada con mi boca para afuera pero para adentro sí, si me escuchases cambiarías esa cara de querer cogerme y pondrías otra, una de susto, muy de susto, de: ¿Quién carajo es ésta, loco? y te irías corriendo hasta de tu departamento, y mirarías para atrás para ver si la loca te corre pero te cuento, bien claro, escuchá, escuchá bien: que la loca no pueda correr, “no señorcito. No puedo”, tengo dolores en las piernas, como te decía, en una pierna, me pasa en algunos momentos, sí, en momentos como éstos, que son raros, que yo vine hasta acá para que sea raro y con este silencio hago que sea más raro todavía. Te odio, no perdón, todavía no te quiero para odiarte. Q pelotudez, ¿Por qué no puedo odiarte antes de quererte? ¿Quién dijo que no se puede? Mirá cómo lo hago y lo hago bien, bien eh, soy “la” ideal para ésto. La perfección, buscando la perfección encontré ser la primera persona que te odia antes de quererte. Tu mamá capaz que también te odió antes de tenerte porque un segundo antes de largarte por su concha se dio cuenta que después de esos dos segundos ella dejaría de ser ella para convertirse en ustedes dos, en vos digo y tu mama, en ustedes. Y si ahora ella empezaría a ser ella y vos no, no la envidiaría, a tu mamá…q gil q sos , ni la conozco, no la envidio, al contrario me compadezco de ella, ¿Se puede ser tan infeliz de odiar antes de querer? Bueno, si yo no estoy diciendo que yo no sea infeliz. Mirá. Sos un puto. Te amo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

elblogdeldrunko

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Mechi Machado

Fashion Stylist. Born in Boston Mass. USA. Based in Buenos Aires, Argentina. Represented by Vardo Management.

Book of words

Books, reviews and all things worth reading

A %d blogueros les gusta esto: