Cazadores

22 Ago

(A teacher lives a lonely life, all the while struggling over his son’s custody. His life slowly gets better as he finds love and receives good news from his son, but his new luck is about to be brutally shattered by an innocent little lie.)images (3)

En una típica comida de sábado a la noche con amigos de la familia, un conocido comenzó a relatar a partir del pedido de nadie, q haría él en caso de quedar preso.

Nadie le preguntó, ni indagó más, porque no coincidía con la fachada de los señores de 50 pero él, como si estuviera solo en un confesionario, relató minuciosamente sus pasos a seguir: cómo se manejaría con sus compañeros de celda, con la plata, con los cigarrillos, con los favores, los préstamos, etc. Mientras lo escuchaba quedé estupefacta, anonadada con su desarrollo.

Eso fue un sábado, al otro quedó preso, por algo que nadie podía imaginar ni pensar, no lo voy a contar por razones obvias pero voy a decir que no es que él se la venía venir, no, nada que ver, porque la razón por la que quedó preso nunca nadie la puede visualizar. Eso si, capaz que el venía indagando internamente la cuestión y como muchos dicen, la llamó, la deseó.

Acá no importa si es o no culpable, sino que terminó preso, como el famoso portero y como muchos otros más, culpables o víctimas, presos en fin, no diría “sin libertad” porque es otro tema a discutir si nosotros, los que estamos afuera somos libres.

Vos, él, ella, yo podemos ir presos.

Si, vivimos en la Argentina,

podemos zafar pero también podemos ser los que hagamos zafar a otros, como los tantos presos que están presos cubriendo a alguien. Alguien los culpó, los señaló, después los amigos y familiares comenzaron a mirarlo de reojo –

¿pudo haberlo hecho? ¿quién es mi amigo? ¿Por qué no lo habría hecho?,

después a desconfiar de su “amigo” y rápidamente como alguien q tira un tiro a una liebre, señalan al “culpable”, y después automáticamente del dedo que marca al “equivocado” se olvidaron quien era, que hacía, porque era su amigo, ahora solo es el culpable y como no nos quiso enseñar Jesús, el pecador debe pagar su pecado.

Así es como Lucas debe pagar por lo que no le hizo a Klara.

jagten-the-hunt-critica

Lucas y Klara comparten algo, no lo que ella inventa sino la desazón de vivir en sociedad, ellos nunca lo dicen, ni lo piensan pero en sus miradas, sus detalles, sus momentos explican implícitamente que ambos se sienten solos a pesar del montón de gente que los rodea.

Thomas Vinterberg, el director de Festem y amigo, socio y colega de Lars Von Trie, creador de DOGMA 95, enseña una vez más la frialdad y la psicosis de un pueblo  a través de escenas que te muestren que todo, desde el minuto cero hasta un minuto antes de terminar, va a colapsar.

El beso que ella le deja a él resulta difícil de explicar, porque ella cae lentamente en los labios buscando compañía, amor, alegría; repleta de admiración.

¿Cuántas veces más sentimos ese amor?

¿es el amor de una niña hacia un maestro por la falta de un padre modelo?

TheHunt_650-thumb-630xauto-33189

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

elblogdeldrunko

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Mechi Machado

Fashion Stylist. Born in Boston Mass. USA. Based in Buenos Aires, Argentina. Represented by Vardo Management.

Book of words

Books, reviews and all things worth reading

A %d blogueros les gusta esto: