Harvey Milk x Sean Penn

8 Jun

 Basada en la vida de Harvey Milk y dirigida por el controvertido Gus Van Sant, el film se desenvuelve en la ciudad de California en los años 70.

La historia comienza cuando Harvey Milk (Sean Penn) se muda a San Francisco junto a su pareja (James Franco) para abandonar la vida aburrida y rutinaria que llevaba como empleado de una gran empresa. En la calle donde se instalan habitan muchos otros homosexuales, al punto que la zona se convierte en un enorme gueto donde pueden expresarse con libertad reivindicando el respeto que habían perdido.

La comunidad empieza a juntarse esporádicamente, al principio preparaban comidas y bailaban al compás de la música ligados por el afecto, sin embargo, las reuniones se transformaron en una forma de protección mutua ante las discriminaciones y agresiones que constantemente sufrían.
Milk, la cabecilla del grupo, organizaba los encuentros y era la voz protagonista de todos, llevando los deseos de sus amigos más allá de aquellos encuentros, cuando decide entrar en política y comenzar una campaña por los derechos de los hombres y las mujeres homosexuales.

La película, escrita por Dustin Lance Black (reconocido gay), guarda un impecable equilibrio entre todas las caras o ramificaciones de la vida del protagonista, desde la política, pasando por situaciones íntimas, históricas y especulativas, ofreciendo un verdadero ofreciéndonos un verdadero modelo de incansable luchador por los derechos humanos mas allá de las elecciones sexuales.

Este relato no sólo se construye en torno al activismo de la comunidad gay de ese país, es, ante todo, un relato universal de la lucha del hombre contra la intolerancia y la represión. Los responsables de esta maravillosa película se limitan a contarnos unos acontecimientos reales, con ternura, cariño y los ojos dolidos.

Una de las partes más emocionantes y fuertes de la película, se produce cuando Harvey sube al escenario frente a miles de compañeros como él, que se juntan el día de la fecha para pelear por sus derechos y dice:
“Os pido esto: que si al final hay un asesinato, quiero que cinco, diez, cien, mil personas se alcen; si una bala entra en mi cerebro, que destruya las puertas de todos los armarios; os pido que el movimiento continúe porque no importa el beneficio personal, ni el ego, ni el poder, sólo importa que las minorías estén ahí arriba, y no sólo los gays, sino los negros y los asiáticos y los ancianos y los minusválidos, las minorías… sin esperanza las minorías se rinden; ya sé que no se puede vivir sólo de esperanza, pero sin esperanza no merece la pena vivir; así que tú, y tú, y tú, tenéis que darles esperanza… tenéis que darles esperanza.”
Si una bala atraviesa mi cerebro, dejad que esa bala destruya las puertas de todos los armarios.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Su lucha se llevó su vida en 1978, cuando Dan White (político opositor de Harvey, del cual se sabia que era homosexual ) se asoma a una de las ventanas del Ayuntamiento con un rifle y lo mata a él y (a) George Moscone, el alcalde de la ciudad. Harvey recibió cinco impactos de bala. Dos de los proyectiles se incrustaron en su cerebro.

La película debería ser una lección para los homosexuales que hoy en día, tienen el camino marcado por quienes lucharon en otras épocas, para que reconozcan lo que supuso en otros momentos estar orgulloso de algo que actualmente, entra en los parámetros de lo normal y es aceptado por la gran mayoría de la sociedad.

La actitud de Harvey Milk hacia su situación demuestra que la mejor forma de luchar, especialmente en EE. UU era empleando las mismas armas que poseían los que estaban en el poder, ponerse de pie y arrebatar aquello que estaba solicitando, en lugar de seguir llorando; pues de continuar inmóvil así nadie se lo iba a otorgar. Porque a pesar de los inconvenientes y los problemas que se le pusieron en frente, Milk pudo salir a flote y hacer que el congreso de California vote la propuesta que mejoraba las condiciones de trabajo de todos los gays (en aquel momento, ni los homosexuales ni los que simpatizaban con ellos podían ejercer ciertos trabajos como la docencia). Considero que dicha película puede ser vista y disfrutada por un amplio público, más allá de la postura que tengan sobre los gays y sus derechos, ya que la película invita a que los espectadores se identifican con la personalidad de él protagonista por la lucha insaciable para cumplir sus ideales y el de sus pares.

Es necesario reconsiderar las actuaciones de Sean Penn (gano un Oscar x como encarnó al personaje ), de James Franco (un actual sex simbol), del loquito solitario de rutas salvajes, Emile Hirsch y del latino Diego Luna. 

M.L.Q 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

elblogdeldrunko

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

mechi machado

My Styling Diary ---> "Fashion is not something that exists in dresses only. Fashion is in the sky, in the street, fashion has to do with ideas, the way we live, what is happening." dixit coco

Book of words

Books, reviews and all things worth reading

A %d blogueros les gusta esto: