Galería

“Il nome della rosa”

23 May

Si te gustan las películas y series de investigación, mira esta peli que además tiene mucho de historia y de mi materia favorita: semiótica. A través de signos, libros, códigos y laberintos los secretos más profundos de la Iglesia Católica saldrán a la luz…
Esta película es la versión cinematográfica de la obra de Umberto Eco. Primero, les cuento un poco de quién es Umberto Eco y después sobre la peli
Umberto Eco nació el 5 de enero de 1932 en Italia. En la universidad de esta ciudad estudió Filosofía, lo que lo habilitó a enseñar Estética y semiótica en diferentes universidades, como la de Milán, Bolonia y Florencia. En esta última también dictó Comunicación visual.
Al mismo tiempo fue profesor visitante en universidades de Buenos Aires, New York, París, entre otras.
Su interés por la tradición escolástica se evidencia con su publicación El problema estético de Santo Tomás de Aquino (1956). En obras posteriores como El nombre de la rosa (1981) y El péndulo de Foucault (1988), convergen sus conocimientos sobre literatura y filosofía. Asimismo ha puesto gran interés al estudio de las problemáticas comunicacionales y la cultura de masas, del mismo que en la semiótica y la estética. De este concepto derivan obras como Historia de la belleza (2004) y posteriormente Historia de la fealdad (2007). Casi la totalidad de sus escritos se encuentran constituidos a partir de la premisa que la óptima comprensión de una obra depende de la predisposición para interpretar del autor, y no de factores intrínsicos al lector y al autor.
En 1969 fundó la Asociación Internacional de Semiótica y en el año 2000, en Bolonia, la Escuela Superior de Estudios Humanísticos, conocida como Superescuela
La novela narra la investigación que realizan el fray Guillermo de Baskerville y su pupilo Adso de Melk, alrededor de una misteriosa serie de crímenes que suceden en
una abadía de los Alpes italianos. La historia se sitúa en La Edad Media que tuvo lugar en Europa entre el siglo V hasta el XV, aproximadamente. Si bien no existió un hecho particular que determine el comienzo de este período, se lo vincula con las invasiones germánicas al Imperio Romano, que provocaron el declive de este último. La Iglesia se constituyó como la única institución universal, si bien también se encontraba fragmentada, concentrándose el poder en los obispos de cada región. Desde la Iglesia se intentó recuperar el orden y la unidad perdidos a través de la creación de un único calendario, rituales y reglas monásticas. Fueron muy comunes los monasterios, comunidades religiosas afines conformadas por clérigos, que con el tiempo fueron teniendo mayor protagonismo como fuente de conocimiento y acumulando riquezas.
Dentro de la Iglesia se encuentran distintas líneas ideológicas:
los franciscanos, cuya postura sostenía que la Iglesia debía mantenerse pobre, con una gran devoción por los estudios y la ayuda social, tal como lo consideraba Williams.
la Inquisición, cuyo objetivo es localizar, procesar y sentenciar a las personas acusadas de herejía; en primer lugares e solicitaba a los integrantes de la comunidad que en caso de ser herejes se presenten por voluntad propia, para así recibir una pena menor que aquellos que no lo hicieran, aunque si había sospechosos esta procedía. En este caso se encuentra representada por Bernardo Gui.
A  lo largo de la novela podemos observar la concepción que se tenía sobre la mujer en la Edad Media; dicho pensamiento lo fomentaba la Iglesia Católica en la sociedad por el liderazgo, la importancia y el poder que poseían como única Institución universal. Sus acciones y palabras las justificaban mediante la palabra de Dios que se encontraban en el libro sagrado: La Biblia, donde supuestamente ellos tradujeron que la mujer  generaba injuria en el hombre, y era pecadora por naturaleza, “Más amarga que la muerta es la mujer” afirmaban .  Si bien dicho estereotipo se observa en todo el drama, se presenta una situación en la que se cuestiona el papel del sexo femenino. Cuando Guillermo habla recostado en su cuarto con su discípulo que ya había pasado la noche con la salvaje, y el joven comienza a hablarle sobre el amor, la mujeres y los sentimientos.  El franciscano que a pesar de ser católico, razonaba y se permitía cuestionar y replantearse leyes y mandamientos que la Iglesia defendía y predicaba, sostiene que no logra entender como Dios que era un hombre muy sabio había creado un ser tan defectuoso y maligno como la mujer, y sostenía que algo positivo tenían que tener. Las mujeres eran pobres y abusadas por los párrocos constantemente, consideradas peligrosas, brujas, etc. 
Toda la historia se genera y se sostiene a causa de un libro escrito por Aristóteles titulado “Poética”, que estaba prohibido por la Iglesia Católica pero igual circulaba en la biblioteca. Jorge de Burgos desmentía su existencia porque lo sentía como una amenaza a la Institución Católica porque estaba escrito como comedia y se reía del diablo y de Dios. El dice: “La risa es un viento diabólico”y “La risa mata al miedo”, en aquel entonces, se creía y sostenía que el respeto hacia Dios se generaba imponiendo miedo a la gente para que lo glorificaran. Jorge Burgos para lograr que los que leyeran perdieran la vida envenenaba las puntas del libro y después de pasar las hojas lamiéndose el dedo los creyentes morían envenenados.
La escena que más me impactó del final comienza cuando Williams y su discípulo se retiraban de la Abadía a caballo el primero y en burro el segundo, y en el camino lo esperaba al joven la mujer salvaje que había conquistado su corazón. La escena resulta interesante por dos cuestiones, primero que Adso de Melk es la voz narrador de la historia y cuando relata dicho momento habla de ella como: “el único amor terrenal de su vida aunque jamás supe y sabré su nombre” y segundo, porque a pesar del amor incondicional que hizo que desde su juventud hasta su vejez sueñe con ella todas las noches no abandonó los hábitos por los dogmas sociales. Dicha actitud hace referencia a el “miedo” que siente el joven a menudo, a diferencia de Williams, miedo que ejercía la Iglesia constantemente para ordenar a la sociedad.
Anuncios

Una respuesta to ““Il nome della rosa””

  1. Guillermina junio 28, 2011 a 10:21 am #

    Leí el libro y nunca quise ver la peli! Me convencisteee. Besossss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

elblogdeldrunko

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Mechi Machado

Fashion Stylist. Born in Boston Mass. USA. Based in Buenos Aires, Argentina. Represented by Vardo Management.

Book of words

Books, reviews and all things worth reading

A %d blogueros les gusta esto: